martes, 24 de marzo de 2009

UNA NÓMADA EN NöMADAK

El encuentro entre dos, es el encuentro con la tierra. Y en esencia, eso es lo que ocurre al tocar la txalaparta. Oreka Tx multiplica ese sentido al unir su instrumento y su música con otros instrumentos y otras músicas de otros lugares. El diálogo entre las personas que tocan una txalaparta es como un viaje. Nunca se sabe que va a ocurrir.

Y así toma forma y vida Nömadak Tx, un espectáculo audiovisual en el que la txalaparta viaja, dialoga y se une a músicas, artistas y culturas de diferentes latitudes: desde los pueblos aborígenes de la India, pasando por los pueblos amazigh, el Sahara Occidental, Mongolia o Laponia.

Para esta gira de Nömadak Tx, Oreka Tx ha contado con las colaboraciones especiales de Aziza Brahim, del Sahara Occidental, Saruultugs Myagmarjav, “Saruul” (Mongolia) y Saida Ounacer y Yamna Ounacer (Amazigh). Sin embargo, los conciertos no se han quedado solo ahí. Un cuidado montaje en el que se entremezclan fragmentos del laureado documental que lleva el mismo nombre de la gira, crea en el escenario un viaje rico y especial para la vista y el oído.

Tras la exitosa gira que ha recorrido los teatros más importantes de Cataluña y Euskalherria con carteles de “entradas agotadas” en todas las actuaciones, conversamos con Aziza de su experiencia en Nömadak Tx.

P: ¿Cómo ha sido tu experiencia al formar parte de Nömadak Tx?

R: Fue una experiencia muy gratificante para mí a nivel personal, y a nivel musical, en donde pude empaparme del sonido mágico de las distintas txalapartas y del viaje espiritual a esas culturas ancestrales, que se encuentran en una delicada situación. Y que son la fuente de riqueza del espectáculo en sí.

P: ¿Y cómo te parece la fusión de la txalaparta con todas esas culturas?

R: Pues me parece una fusión integral, aunque compleja. En su camino, la txalaparta se adapta al lugar. Y se convierte en piedra o hielo donde no hay madera. Al mismo tiempo se convierte en nexo de unión de todas ellas. Y además en cuanto al propio sonido en sí del instrumento, gana en matices porque no suena igual en cada sitio. Y al mismo tiempo sigue siendo la txalaparta.

P: ¿Y qué sentido ha aportado esa fusión a tu música?

R: Buena pregunta. Pues me ha sorprendido. Hemos trabajado con varias canciones, y al final hemos elegido “Regreso”. Y no fue mala elección. La instrumentación, por un lado, con djembeé, contrabajo, bouzuki y en la que adquieren un papel especial la voz, la txalaparta y el saxo. Y además, al tocar esta canción, el toque nostálgico que aportan esos instrumentos, me acercaba aún más a mi tierra. Solo puedo decir que en ese momento siento más vivo el deseado anhelo de mi pueblo, que es la libertad. Y todo eso se me acumula, cuando me giro a la pantalla, y sólo veo imágenes de los campamentos, mi gente, los niños, el té...

P: ¿Y qué has aportado tú a la música de Oreka TX?

R: Para mí hay que destacar que ante todo, el trabajo fue realizado conjuntamente. Pero por mi parte he aportado mi lengua, el toque de agarrán en el tabal y las letras, no solo mías, sino también de mi gran inspiradora, mi abuela, Ljadra Mabruk. Y en el caso del tema de Mikel Laboa que tocamos al final de los conciertos, fue todo un honor para mí cantarla, en mi idioma y así sentirla plenamente.

P: ¿Cuál fue el concierto de esta gira que más te ha gustado?

R: A mi realmente me gustaron todos los conciertos. Pero quizás el más especial fue el del Teatro Victoria Eugenia en Donosti, que coincidió con el 33 Aniversario de la RASD y pude dedicar unas palabras a mi pueblo para recordarle a la gente que todavía estamos viviendo en uno de los desiertos más inhóspitos del mundo, luchando por una causa que todo el mundo ve justa, pero como no acapara la atención mediática, pues sigue siendo un conflicto olvidado y en el que pocos se esfuerzan por resolverlo. Yo sólo espero que algún día pueda regresar con mi música al País Vasco sin ser refugiada. Solo me cabe recordar que la solidaridad vasca, en todos sus aspectos, con mi pueblo es ejemplar y entregada.

Por otro lado, quiero destacar la profesionalidad, la entrega, la hospitalidad y la atención de todo el equipo de Oreka Tx, y en especial a Igor, Harkaitz y Aizpea.

Shukran, Eskerrik asko, Gracias.

Por Jose el Bidani




2 comentarios:

Aizpea dijo...

Shukran sobre todo a tí, Aziza. Sigue así, brillando dentro y fuera del escenario con tu presencia y tu voz.

Juan Francisco dijo...

Hola Aziza, me alegro de encontrarte aquí en este blog. Soy Juan Francisco de Esquivias. Seguiré en contacto, porque tengo muchas cosas que decirte. Por fin he publicado un libro de poesías titulado ¡Sahara! Por un sueño de libertad. Te mando mi dirección de internet y mi blog donde podrás leer algo del libro. Recuerdos de Maria y de mi hija Soraya. ¡Sahara hurria! ¡Hurria lisab saharaui!

Google